Emprender en la vida


En los últimos años se está oyendo por todas partes la palabra “emprendimiento” pero, sobre todo, en el ámbito profesional, de cara a la creación de un negocio y  a mejores formas de realizar un trabajo en una pyme (pequeña y mediana empresa) en relación a la gestión y administración de la misma.              

Sin embargo, emprender también significa hacer otras cosas nuevas o las mismas pero de manera distinta en el ámbito personal, es decir, tratar de cambiar aquello que no nos gusta en nuestras vidas o, simplemente, fijarse un objetivo y tratar de alcanzarlo por diferentes vías teniendo en cuenta siempre que no debemos de obsesionarnos con un camino, vamos que si no sale bien por un lado pues hay que buscar otro y tratar de no pararnos en seco por el fracaso que puede suponer esa primera opción. Siempre hay varias vías para alcanzar una meta como caminos en la carretera para llegar a un mismo destino. 

Todos podemos hacer las cosas de manera distinta, sólo hace falta “abrir la mente” y dejar “entrar” todos aquellos aspectos que antes no teníamos en cuenta por la rutina, desconocimiento o el simple hecho de pensar “si esto lo he hecho siempre así y me ha ido bien, porque no voy a seguir así y voy a cambiarlo”. Es cierto, que si las cosas han ido bien haciendo las cosas de una manera, de algún modo es porque se están haciendo las cosas bien, pero, ¿qué pasa si algo en el entorno cambia? pues que las formas de hacer lo mismo no darán el mismo resultado que antes, simplemente por ese cambio en el entorno. Y no por ello debemos de dejar de hacer algo que nos guste por eso, sólo tratar de buscar otras vías para el mismo objetivo.

No debemos tener miedo a los cambios a pesar de que éstos sean tan inciertos, pero más incierto es no arriesgarse a cambiar para mejor por culpa de ese miedo, porque, al final, se puede un@ arrepentir por no haber tenido valor de, quizás, cambiar o hacer algo de manera distinta y mejor, lo cual puede beneficiarnos en el día de mañana.

Emprender en la vida es superarse personalmente, a un@ mism@. Y acaba dando sus frutos cuando miramos atrás y vemos lo que hemos sido capaces de hacer, a pesar de los obstáculos, como puede ocurrir en las empresas (hacer un trabajo innovando) o en el deporte (aumentar la resistencia, velocidad, etc). Siempre va a ver “piedras en el camino” que se deberán de “gestionar” para salir bien parados. 

Cambiar siempre es afrontar un riesgo, el cuál será más o menos relevante en función de la importancia que le demos, puesto que corremos el mismo riesgo si intentamos algo como si no lo intentamos, ya que el dejar de hacer algo comporta el riesgo de tomar una opción que puede o no ser mejor que la alternativa que tendríamos si nos arriesgamos a cambiar. Es decir, todo cambio comporta riesgo pero la abstinencia supone el riesgo de tener que vivir con la incertidumbre del “qué hubiera pasado si…”

motivacion-2

Emprender en la vida es como emprender un negocio y es, o bien cambiar para hacer las cosas mejor, o bien hacer algo nuevo, algo que nos apasione y con lo que disfrutemos y siempre de cara a obtener “beneficios”, en el caso personal, relacionados con estar alegre, sentirse bien, superación personal…y siempre con la perspectiva de que todo obstáculo debe ser una piedra de experiencia que debemos de pasar para subir escalones y alcanzar ese sueño o meta deseada.

Un saludo y no tengan miedo de emprender en la vida, seguro que tal decisión (si emprender) les comportará grandes beneficios.

Anuncios

2 comentarios en “Emprender en la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s