Los sueños


Los SUEÑOS son un aspecto de nuestras vidas que nos motiva para seguir luchando cuando queremos alcanzar alguna meta. Esto es así ya que “soñamos” en que, cuando lo tengamos lo que queremos, seremos felices y estaremos alegres.    

Es cierto, que, según la RAE, un sueño es “un proyecto, deseo o esperanza sin probabilidad de realizarse”. Pero, eso es lo que significa esa palabra, simplemente, lo que no quiere decir que sea imposible o no podamos convertir un sueño en realidad.    

¡Pues no perdamos la ilusión de soñar por lo que deseamos! porque los sueños pueden cumplirse en algún momento de nuestras vidas y, por muy avariciosos que sean éstos o complicados de conseguir, siempre habrá algo en ellos que realmente pueda irse consiguiendo, poco a poco, hasta llegar el momento en el que la meta es plena, es decir, donde el sueño se ha hecho realidad sin que nos demos ni cuenta. Así es, por que le iremos dando importancia a otras cosas que, en verdad, son más relevantes y harán que nuestra atención se centre en todo aquello que nos aporta alegría, pudiendo, en este caso, valorar lo que hacemos y lo que tenemos, habiendo, por tanto, alcanzado nuestro sueño que siempre será ser feliz.                                                                                                                       Por esta razón, es importante que no nos dejemos llevar por el desánimo al ver que no conseguimos las cosas por qué estaremos consiguiendo otras cosas también relevantes. ¡Todo suma y vale!

Una canción, reciente, y que anima a todo esto que estoy diciendo es la de Manuel Carrasco “No dejes de soñar” y que os dejo aquí para que anime a todos a seguir soñando y ha ver que si tenemos una ilusión por algo, debemos de ir a por ella, a pesar de las dificultades con las que nos podremos encontrar a lo largo del camino.

Está claro, que soñar es gratis y que el camino o la forma para llegar a conseguir dicho sueño cuesta dinero, pero aún así, si sabemos gestionar nuestro tiempo y somos capaces de planificar dicho camino, seguro que conseguiremos la manera de que dicho obstáculo (monetario), que tantos quebraderos de cabeza da en estos tiempos de crisis, pueda irse solventando. Es cuestión de actitud y de paciencia, la cual a veces lleva a ser otro obstáculo que salvar, pero de la que nosotros somos responsables y tenemos que saber controlar.

Así mismo, debemos tener en cuenta que pueden existir otros tipos de obstáculos que, debido a que no los tenemos o padecemos, ni siquiera los tenemos en cuenta o que al padecerlos podemos llegar a pensar que un sueño es, prácticamente, imposible de conseguir por la enfermedad. Me refiero a las enfermedades o algún problema físico o psicológico que, durante la vida, podamos encontrarnos o padecer, o desde que se nace.   Respecto a esto quiero hacer un inciso para que todos puedan ver cómo hay varios tipos de personas que, en función de las circunstancias, pueden alcanzar los mismos sueños pero de distintas formas y debiendo de salvar diversos obstáculos y distintos por cada persona y circunstancia pero que, al final, consiguen alcanzar sus sueños.

  • Una persona que tiene una enfermedad desde que nace, sabe, a medida que va creciendo, que su vida no es igual a la del resto de personas que le acompañan en el camino y le puede resultar más difícil hacer ciertas cosas. Pues bien, a pesar de dichas dificultades, con ayuda y, sobre todo, con actitud (positiva) ante la vida puede llegar a vivir, prácticamente, igual que el resto de personas que no padecen ese tipo de enfermedad congénita. Todo es cuestión de irse adaptando a las circunstancias y más cuando dicha persona no conoce lo que es vivir de otra forma, algo que en cierto modo, le puede ayudar a sobrellevar su situación mejor, por no “echar de menos” algo que nunca a tenido.
  • Otra persona que, por una circunstancia u otra, le entra una enfermedad o se le produce un daño físico por diversas razones posibles. En este caso, esta persona sabe que su vida va a cambiar y aunque pase tiempos y días malos, deberá de replantearse que esa situación será su nueva vida.  Al principio será muy complicado y doloroso (física y/o psicológicamente) pero, llegará un momento,  en el que esa misma persona diga “¡basta! hasta aquí hemos llegado y hasta aquí dejo que el sufrimiento me amargue la vida”.                                                                                                El cuerpo y la mente tienen un límite, y éste puede ser, más o menos, cercano o lejano como nosotros lo permitamos.

Y, por esta razón, hasta las personas que en la vida se encuentran con dificultades tales como enfermedades o daños físicos o psicológicos llegan a, no aceptar la situación, pero sí sobrellevarla, más porque la vida es 1 y hay que vivirla como nos viene en ciertos casos, debiendo de minimizar los efectos negativos con los que hay que convivir.                   

Sé que es difícil hacer todo lo que he dicho y que es fácil hablarlo  sin vivirlo pero sólo trato con esto de que se compruebe como hay ejemplos de personas (famosos incluso) como los que expongo con anterioridad (en términos generales) y que, realmente, han conseguido alcanzar sus sueños e, incluso, a llegar muy lejos en sus vidas, más, incluso, que personas que, afortunadamente, no han tenido esos problemas o los tienen pero con mayor tardía en el tiempo.                                                                                                                                             Todo es actitud, no perder la ilusión por lo que se hace y ser resilientes (página de resiliencia en este blog).

Aunque, está claro también que, la “suerte” condiciona todo esto que digo, pero, como la suerte no depende de nosotros, tratemos, ante cualquier circunstancia como ya he podido decir en otras páginas de mi blog, de centrar nuestra atención en lo que sí podemos controlar, es lo que se denomina prestar atención al locus de control interno (percepción del sujeto que los eventos ocurren principalmente como efecto de sus propias acciones, es decir la percepción de que él mismo controla su vida. Tal persona valora positivamente el esfuerzo, la habilidad y responsabilidad personal).

Al fin y al cabo, no hay que olvidar que, el hecho de tener una meta, conseguir superar dificultades y saber como nuestras vidas cambian, para mejor si nos lo proponemos, es algo increíble, porque vemos de lo que somos capaces de hacer, donde entraría otra vez en juego la resiliencia.

Todos podemos superar todo tipo de dificultades, sino mirad los miles de ejemplos de personas que han realizado grandes proyectos en sus vidas y, sin embargo, aún teniendo dolencias físicas o psicológicas, han alcanzado sus sueños, por lo que, no nos vengamos ahora abajo porque la situación del país sea mala, porque el hecho de ser dueños de nuestras vidas, nos permite también eser dueños de nuestros destinos y de conseguir obtener las metas que nos propongamos.

¡Actitud, resiliencia, locus de control interno, paciencia, pensamiento positivo, esfuerzo! y ¡a soñar, que es gratis ;)! pero, sobre todo, ¡ánimo para conseguir los sueños que cada uno tiene y que nadie les debilite ni les impida conseguirlo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s