Motivar el cambio personal


Conforme vivimos experiencias, cambiamos nuestra forma de ser, de ver las cosas, de sentirlas…; y es que, por suerte o por desgracia, en general necesitamos un acontecimiento que motive el cambio para poder vivir conforme queremos y de la manera que nos haga feliz e, incluso, de espabilarnos para darnos cuenta del círculo vicioso en el que nos hemos podido meter cuando vivimos sumidos en una depresión o falta de esperanzas, alegrías y hasta con un “cacao mental” increíble. 

Dicha circunstancia, puede venirnos dada del exterior o la podemos motivar(la) nosotros mismos, siendo siempre mejor esta segunda opción 😉

Motivar el cambio

Es decir, que para poder ver que estamos viviendo una vida que no es la que deseamos, que estamos actuando mal con otras personas, o que nos estamos dejando llevar por el desánimo, por ejemplo, por una depresión, tenemos que “abrir los ojos” y darnos cuenta de que lo que necesitamos es cambiar, tanto lo que hacemos ahora como nuestra forma de ser o de apreciar lo que tenemos y/o de actuar con los demás.

Siempre es mejor llevar a cabo el cambio personal y de vida a través de una motivación intrínseca o interna, que nos permita tener el control sobre las acciones que deberemos realizar para modificar lo que queremos en nuestra vida 😉                          

Es decir, motivar el cambio (actuar) sin esperar a que nada externo nos deba de pasar a nosotros directamente, o a alguien cercano, porque puede ser doloroso e, incluso, tarde en el sentido de perder aquello por lo que queremos cambiar o no tener la oportunidad de hacer efectivo dicho cambio por ser demasiado tarde, puesto que lo que nos ocurra mañana no depende de nosotros.

Pero, una manera que en general acaba siendo la más llevada a cabo a la hora de cambiar una situación negativa, es la que se produce con un acontecimiento externo más negativo aún que la situación actual en la que vivimos y es el que nos lleva a sentir y pasar por nosotros mismos una realidad tan difícil y complicada que, sí o sí, nos hace “abrir los ojos” y saber que no estamos actuando bien y que necesitamos cambiar por completo.

Por ello, motiva tú el cambio si algo en tu vida no te gusta o has de salir de esa espiral negativa, diciendo: “hasta aquí hemos llegado, mi vida he de cambiar y en positivo pensar” 🙂

cambio +

Pues así como con todo. Pero yo animo, siempre y en cualquier circunstancia, a buscar el motivo en nosotros sin que para ello tengamos que vivir o experimentar situaciones desagradables que, cuando pasan, podemos lamentar lo perdido o lo vivido, por no habernos dado cuenta antes o por no haber actuado a tiempo. 😉

Anuncios

2 comentarios en “Motivar el cambio personal

  1. Me encanta!!! Certeras palabras Magda. Ya me lo dijeron una vez, para motivarte debes encontrar un motivo. Y cierto, los motivos si son internos….son los que duran. Además, el cambio debe darse, si no lo das tú acabará dándose por “obligación”.

    ¡¡¡Adelante y gracias por llenarnos de optimismo!!!

    Merche.

    1. Muchísimas gracias por tus palabras Merche 🙂

      Si, y tu sabes que yo tengo experiencia en ello, por eso creo que nunca hay que esperar a que el cambio venga de fuera porque, o bien no se llega a dar porque no tengamos esa oportunidad por ser demasiado tarde, o bien es demasiado doloroso el proceso por el que tendríamos que pasar para llevar a cabo el cambio.

      GRACIAS!!!! Un abrazo fuerte!!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s